• Susana Monís

VIVIR, RETRATANDO ASFALTO

Los noventa fueron años locos.  Los pasé perdiéndome por Madrid, acompañada de bolígrafo y cuaderno de notas. Retrataba su asfalto y personajes, convirtiendo aquella realidad, en singular, resaltando sus perfiles amables, modelándola a golpe de imaginación. Hacer arte llegó a ser una forma de vivir, que continuó cuando marché a La Habana.  Cada relato marcaba de alguna forma mi historia, así que, al publicar, sabiendo que desnudaba alma, sentí pánico, pero la respuesta del público cubano fue tan cálida que me tranquilizó y, la del escritor Aurelio Franco, ME MATÓ!!






Poesía… latiendo justo al filo del espejo, de modo que el lector no logra

saber de que lado está la realidad y de que lado su reflejo ¿?

Vuelvo a LOS TESOROS DE MI VIAJE esta tarde de domingo y entre su centenar

de páginas las que más me gustan de nuevo son las primeras, bajo el arriesgado

título “El contador de cuentos”. Que certidumbres transmite!, cómo sintetizar

las impresiones que me produce su lectura, más bien su vivencia, tras

compartir tan de cerca con la autora, los personajes, el ambiente… reflejados

sobre el idioma o proyectados desde éste hacia nuestra realidad vital.

Textos, silencios, fotografías, susurros, nos sorprenden aquí al igual que en

los trozos de azogue de esa superficie imaginaria donde único podría habitar

la ensoñación de “Una visita inesperada”, o la magia de “Ojos tristes”. A

diferencia de otras de sus páginas que parecen escritas más próximas al orden

formal que puede ofrecer, quizás, el marco del espejo…

Sostengo entre mis manos el libro ya cerrado, y querría preguntar a Susana,

a Sofía, a Selene, cómo bajar de esta cuerda floja en que siento el feliz

balanceo que produce tener las puntas de los pies de un lado del espejo y

los talones del otro…

Una verdad-ficción escrita con hechizo, con el misterio de un guiño

insondable, de la que necesitaré leer -respirar a fondo- sus sucesivas

entregas en forma de cuentos, novelas… hasta poder llegar a descubrir,

adivinar, o ser, parte de los infinitos mundos de su creadora.

Aurelio Franco AFL / 16 En 2011

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com

  • Facebook Social Icon