REGALO TRAMPA


"...La felicidad era imposible de esconder y
 nosotros la llevábamos tatuada en el rostro. 


Tu madre se percató y buscó recuperar el control, luchando por arrancarnos de casa de mamá Carmen, donde las risas flotaban y todo era tan verdad. Nos ofreció, lo único que no íbamos a rechazar: jugar a las casitas.


En nuestra estupidez, cambiamos espacio por vida...

La intuición, siempre unos pasitos por delante, oteando camino, me advertía que era un REGALO TRAMPA. La razón, por una vez, se posicionó en el mismo sentido, sin embargo… ¿A quien hice caso? AL CORAZÓN, músculo que además de olvidadizo, era LOCO, tanto que cuando se enamora, va por libre. No hablábamos de un trueque colchón - habitación, sino de algo para mi muy importante: La ocasión de ganarme a tu madre. La inocencia es tan osada.. Yo quería el cuento completo, pero fue imposible…. Mientras yo buscaba una oportunidad, ella preparaba guerra.


Y así de sencillo, aposté y perdí. Sin tregua, fue a saco contra mi. A ver… No quiero ser injusta. Hubo chispazos en los que vistió buenas intenciones, pero ese traje no estaba hecho a su medida. Le quedaba tan grande, que se convirtió en disfraz ocasional…"


Huecos_Susana Monís




5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo