LA MUJER HERIDA

"Hay HERIDAS que en vez de abrirnos la piel,

nos abren los OJOS"

Pablo Neruda



A Gerardo le cambió totalmente el humor y se convirtió en una cafetera a punto de estallar. y probó fuerza. Si tenía que explotar aquella mierda, que fuera ya, y con el tono que piden los clientes las bebidas a las cantineras, el que su padre empleaba con su madre, y que jamás había empleado con la Pepa, le pidió que le sirviera café. Ella le escuchó y se horrorizó. No conocía a ese Gerardo cerrado en banda, que quería su maldito café, a cualquier precio. El fuera de sí, y sin controlar su fuerza, dio un puñetazo en la mesa mientras a grito pelado exigía a una Pepa asustada que le trajera su puñetero café, y ella, sin saber cómo, coló el café y, aunque derramó la mitad, pudo servirle esa maldita taza que tanto reclamaba. Entonces, en un alarde de orgullo se dirigió a ella entre bromas y seriedad para soltarle:


Uno no es eterno… tienes que cuidarme”

Atrás quedaron los días en que él mismo -cuando a la Pepa se le terminó el contrato en la fábrica- insistió en que no trabajara. Que para esa mierda de dinero….Que así los dos tendrían más tiempo para ambos. esa era otra historia…


En silencio, sin levantar los ojos del piso, asustada aún de la transformación de Gerardo, La Pepa se dedicó a quitar mesa, fregar cacharros, barrer el piso, dejando la casa como una patena. Ese acto le dio a Gerardo más información de lo que su esposa hubiera deseado. Sus gestos hablaban. La “NO” respuesta le dio alas, Su esposo leyó entre líneas la concesión de una carta blanca a sus decisiones, a sus malcriadeces…

Siempre se preguntó que hubiera pasado si ese día  hubiera saltado, pero, el caso es que no lo hizo. Las cosas no siempre ocurren como una desea. Y detrás de ese vinieron muchos iguales . La pesadilla de la Pepa no había hecho más que empezar. Consciente de que aquello no tenía solución y sólo el mantenerse limpiando le evitaba conflictos. El trapo se convirtió en el estandarte de su existencia.

Texto_TRIANGULO SINGULAR de Susana Monís


67 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo