LA DECISION

"Deja de preocuparte por mí. Para bien o para mal, sabes que en la Habana hasta de las calamidades exprimimos jugo, y yo, con nuestra historia, he llenado ya varios pomos. Creo que el dolor ha sido buen maestro y el tiempo, su aliado más preciado. Los dos me enseñaron que puedo vivir sin cosas, pero NO sin sueños, NI con los sueños de otro, NI esperando que otro me ayude a crear mis sueños. En estos meses he aprendido tanto... Así que mi vida,...NO TE ME PONGAS BRAVO, disfruta siendo ciudadano del mundo pero olvidate de mí, y cuando te atrape el gorrión y eches de menos hasta las colas para recoger los mandados en la bodega, no me busques. La vida no me puede maltratar tanto, y ella bien sabe que ya he cerrado capítulo contigo.


Y cuando se cierra una puerta, seguro que se abre una ventana, así que, quien sabe hacia dónde vuele. Lo que si es claro es, que si el destino me da una oportunidad, me aferraré a ella, mientras, toca disfrutar de mi soledad, de la beba y de mi Habana, que no es una ciudad nada despreciable. Si ella ha sobrevivido a tantos adioses y luce bella a pesar de las ausencias, yo, que soy su hija, estoy segura que podré.


HUECOS_ Susana Monís


7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo